Rihanna demanda a su padre y a su empresa

Rihanna en la lucha por su nombre

Así es, Rihanna demanda su padre y a su compañía gracias a la información de un topo. ¿Por qué? Por pretender firmar en nombre de la cantante una serie de acuerdos de los cuales ella no tenía ni idea hasta el momento.

Bien es verdad que la relación con su papá nunca ha sido de lo más cordial. De hecho, más de una denuncia ya le ha impuesto la cantante por malos tratos a su madre. Rihanna afirma que en una ocasión llego a partirle la nariz a Monica Braithwait, su madre.

Ahora, Rihanna se ha visto en la obligación de denunciar a su padre, Ronald Fenty, y a su compañía Fenty Entertainment -que no tiene nada que ver con Fenty Beauty, la empresa de Rihanna-. Fue un socio de Fenty Entertainment quien hizo saber a la cantante que su padre tenía la intención de firmar unos contratos en su nombre para lucrarse en un futuro.

En los documentos revelados aparece como el padre quería registrar la marca Fenty para una cadena hotelera. Además surgieron contratos para los que Rihanna no dio su consentimiento en los que ella, presuntamente, se prometía a realizar una gira por Sudamérica por valor de 15 millones de dólares, dos concierto en Los Ángeles y uno más en Las Vegas por valor de 400.000 dólares.

Ronald Fenty elaboró los siguientes intereses e intentaba manipular a su hija de la siguiente manera: si Rihanna no realizaba los conciertos sería ella misma quién perdiese el dinero y manchase su reputación como profesional, si los realizaba se lucraba la compañía del padre y Rihanna no vería ni un dólar.

Ese, pese a todos los motivos por los que la cantante podría haber demandado a su padre, ha sido el detonante para proponerse llevarlo a juicio.

Recientemente, Rih también demandó a Snapchat

Hace tan sólo unos meses se reveló la noticia de que Rihanna había demandado a Snapchat por la siguiente publicidad.

En una encuesta de la app se pedía al usuario que decidiese si «Azotar a Rihanna» o «Pegar a Chris Brown». No sólo incita a la violencia sino que básicamente se ríe de las agresiones por violencia de género por parte de su ex, Chris.

Aunque fue en 2009 cuando se dieron dichas agresiones, y se dio una sentencia favorable a la cantante, nunca debe hacerse burla de ello. Esa fue la razón por la que la de Barbados tomó la decisión de emprender una serie de medidas judiciales contra la app.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.