La Reacción de un Padre cuando su hijo sufrió Bullying

La reacción de un padre después de que su hijo sufriese ‘bullying’ por pintarse las uñas

Te presentamos la reacción de un padre cuando su hijo sufría bullying en la guardería con pelos y señales. La reacción tanto del padre como la solidaridad de la gente nos ha emocionado.

En su cuenta de twitter -@daddyfiles- el periodista Aaron Gouveia suele compartir anécdotas e historias relacionadas con sus hijos. Aunque el vibe de su cuenta se maneja en la comedia y logros de sus hijos, este martes se vio obligado a publicar una serie de tweets bastante tristes con un hecho relacionado con su hijo Sam.

«Este es mi hijo, Sam, tiene cinco años y hoy ha aprendido lo mierda y dolorosa que es la masculinidad tóxica» replica el periodista a lo sucedido en su cuenta de twitter. Con la finalidad de reivindicar las normas de género impuestas por la sociedad que perjudican tanto a adultos como a niños.

Aaron Gouveia comienza este tweet presentando a su hijo quien, en pocas palabras, tiene la completa libertad de hacer lo que quiera, sin restricciones por si algo es considerado «de chicos» o «de chicas».

El padre está más que orgulloso de su hijo, y no tiene ningún problema en alentar a su hijo en hacer todo lo que a él le gusta. En su cuenta de twitter continúa diciendo que: «Sam tiene una colección de bolsos porque le encanta llevar sus cosas ahí, también pintarse las uñas porque piensa que así están bonitas. Y lleva razón, están preciosas».

Es entonces cuando Aaron desvela el triste motivo de su cadena de publicaciones: «las normas de género que no le permiten llevar las uñas como quiere».

«Decidió lucir orgulloso sus uñas pintadas de rojo en la guardería esta mañana, porque él no tiene ese concepto de que la pintura de uñas es solo para chicas y no entiende que alguien podría tener algún problema con esas uñas tan bonitas», nos cuenta sobre su hijo. «Sam fue ridiculizado todo el día por llevar las uñas pintadas. Le pusieron apodos y le dijeron que se las quitase», añade el padre, recalcando que estos comentarios hirientes hacia su hijo duraron toda la jornada.

«Me llamó al trabajo y apenas le entendía entre los sollozos. Le dije que lo que le dijeran los otros niños no importaba. ¡Esas uñas son geniales!», cuenta nos cuenta Aaron por twitter. A pesar de los ánimos que dedicó a su hijo, él pedía que fuese su madre a la guardería a despintarle las uñas.

Fue entonces cuando su padre comparó a su hijo con sus héroes favoritos: «Le dije a Sam que podía quitárselas si quería, pero que muchos chicos como Thor o el Capitán Sparrow las llevaban. Me preguntó que si su jugador de fútbol americano favorito, Rob Gronkowski, las llevaba. La verdad que no estoy seguro, pero le dije que sí». Después de que el niño pensará que sus héroes también las llevaban pintadas, decidió dejárselas pintadas.

«Lo hizo porque le hacen sentir mejor y porque le gustan. Entonces, su hermano mayor de 10 años se pintó las suyas para solidarizarse. Estuve a punto de llorar», continúa el padre, que después de ver como su hermano mayor quería apoyar al pequeño, se sumó a ellos y se pintó las uñas también.

«Sé valiente y brilla mucho. Mi niño precioso con las uñas pintadas, que sepas que mamá y papá siempre te apoyarán incluso si el resto del mundo tiene un problema con tus uñas. ¡Pueden ver las mías!» es entonces, finalizando esta cadena de tweets, cuando Aaron Gouveia sube a la red una foto junto a su hijo, ambos con las uñas pintadas y luciéndolas orgullosos.

Después de la noticia tanto salones de belleza se ofrecieron a pintar las uñas al joven en gesto de apoyo a su causa y en contra del Bullying sufrido. Incluso los Patriots, el equipo de fútbol americano favorito del niño, aceptaron a que el niño, junto a su padre, visitasen el estadio y conociesen a los jugadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.