Famosos en quiebra de la noche a la mañana

Pamela Anderson, 3 divorcios y una mansión

En los años 90, era una de las mujeres más deseadas y adineradas del mundo. Su papel en la exitosa serie Los vigilantes de la playa hizo que Pamela Anderson ganara millones y millones de dólares.

Pero no supo administrar bien su cuenta bancaria. La culpa de la quiebra de la actriz es doble.

Por un lado, siempre tuvo mala suerte en el amor. Pamela Anderson acumula 3 divorcios: de Tommy Lee, de Kid Rock y de Kid Salomon. El matrimonio que más le duró no superó los 3 años. Y después, sus exmaridos hicieron todo lo posible por saquear sus cuentas bancarias.

Pero además, la gran ruina de Pamela vino por una mansión que compró en Malibú y cuya reforma millonaria terminó por obligarla a declararse en bancarrota.

Jocelyn Wildenstein, la reina de las operaciones

La razón de la fama de esta mujer es su adicción a la cirugía estética. Hay quien asegura que la neoyorquina, que es toda una celebridad en su ciudad natal, se ha llegado a gastar más de 5 millones de dólares en operaciones.

Se convirtió en millonaria gracias a un divorcio que le salió muy bien y le dejó una fortuna en sus cuentas bancarias. Sin embargo, pronto se declaró en quiebra y anunció que malvivía con solo 600 dólares mensuales.

También resultó ser estafada. Malvendió una obra de arte de Cézanne cuando tenía problemas económicos serios. Y cuando decidió vender otro famoso cuadro, descubrió que en realidad se trataba de una copia y ¡no valía nada!