¿Nos están engañando los duques de Sussex?

Desde que se hizo público su compromiso, los duques de Sussex han enamorado al mundo por su aparente dulzura y naturalidad. Sus modales en público distan mucho de la frialdad a la que nos tiene acostumbrados la familia real británica.

Pero, ¿son de verdad tan encantadores como aparentan o nos están engañando? ¿Será verdad que Meghan y Harry son unos déspotas?

La imagen de Meghan tapando con un paraguas a su marido mientras daba un discurso se publicó en los periódicos de medio mundo. También la de la duquesa de Sussex cerrando ella misma la puerta de su coche oficial tras bajarse.

Son pequeños actos con los que Meghan ha roto el protocolo. Y han encantado a la gente. Pero las últimas noticias sobre los duques de Sussex apuntan a que podrían no tener tan buen carácter como parece. Al menos con los miembros de su servicio personal.

Todo viene por una noticia publicada por The Daily Mail, uno de los tabloides más importantes en Reino Unido. Al parecer, la asistente personal de la duquesa ha dejado su trabajo. La trabajadora, a la que el periódico llama Melissa, ha alegado razones personales.

El periódico apunta a que no es un hecho aislado. Tan solo seis meses después de convertirse en duques de Sussex, el matrimonio ha perdido ya a tres asistentes y trabajadores cercanos, incluida su secretaria personal.

Según el periódico, fuentes de Kensington Palace admiten estar en shock. Sobre todo por la dimisión de Samantha Cohen, la secretaria personal de la pareja. Cohen llevaba 17 años trabajando para los Windsor, y como secretaria personal de Harry desde el 2013.

Melissa, descrita por fuentes de Kensington Palace como una pieza fundamental en la planificación de la boda de los duques de Sussex, también ha dejado su puesto sin dar explicaciones.

Y es que la prensa británica apunta a que puede que en la intimidad los duques de Sussex on sean tan encantadores como aparentan. Llegan incluso a afirmar que entre Meghan y su cuñada Catherine ha habido algún desencuentro por el trato que la primera da a los miembros del servicio.

Y algunos se atreven incluso a decir que la reina ya ha hablado con Meghan Markle sobre esta delicada cuestión. La primera gran crisis se avecina para los duques de Sussex.

Porque tal y como dice una fuente de palacio al Daily Mail, «Perder a un miembro del servicio le puede pasar a cualquiera. Perder a tres en pocos meses se parece más a una estampida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.